domingo, 29 de mayo de 2011

PALABRAS SIN SENTIDO


Una promesa,

un juramento, una lágrima,

una palabra que se pierde en el olvido.

La huella de un adiós que no fue adiós,

el recuerdo de algo que no llegó a nacer.

Un viaje interminable,

un tren, una estación, un aeropuerto,

un camino espinoso que a jirones,

nos arranca la piel,

aferrarse a un mástil desgarrante,

cruzar un puente

que no acaba nunca,

caminar sin destino,

umbrales que no abren,

vuelo sin rumbo,

colores sin matices,

aromas que se pierden.

Adioses sin palabras,

susurros anhelantes,

lenguas confusas,

laberintos.

sábado, 28 de mayo de 2011

Quiero una casa grande!


Quiero una casa inmensa,

donde sin fragmentarse,

se aloje mi conciencia.

que su techo sean nubes,

y su piso, un pedazo de cielo.

Una casa que ría,

con aires de princesa

y alas de mariposas,

una morada luminosa,

que su límite sea un arco iris,

que en clara transparencia

en el día se refleje el sol

y por las noches,

rayos de luna duerman sobre mi almohada.

Quiero mil sonajeros

que con su tintineo,

alejen de mi alma la nostalgia.

Flores!

Un jardín grandioso

que en colores y aromas,

desintegre los días desabridos,

trueque en estrellas las sombras de la noche

y haga reír mi alma,

aunque me sienta triste.

ALGO


Algo pasa en mis sueños,

algo calla en la noche,

algo durante el día,

me da miedo.

Algo ríe con soltura de hiena

y algo llora con cara de payaso.

discordancia de algos,

llanto, locura, risa,

esperanza y angustia.

es como un laberinto de hilos enredados,

los colores se cruzan, se confunden.

Algo que viene y va,

ascensor de emociones,

una epidemia, un virus.

Es la vida!

UN DUENDE ME HACE TRAVESURAS




Los problemas continúan, duendesborran las entradas, los seguidores escapan, no se lo que pasa, parece que una tierra árida cubre este viñedo, escaparé y trataré de olvidarme de la vendimia, me voy a tejer quimeras y si puedo, si los duendes malvados me lo permiten, les contaré de mis andanzas.

Buen fin de semana, un cálido abrazo.

viernes, 27 de mayo de 2011

Se va muriendo...

Se va muriendo la flor,

su perfume se diluye

sus sueños son pesadillas,

su ilusión está muriendo

sus alas hechas pedazos

ya no le dejan volar.

Ya no hay agua que la riegue,

sus colores se marchitan,

sus pétalos van cayendo,

la coloqué en la ventana

para que cada mañana,

la brisa le consolara,

pero el sol quemó sus hojas

y ahora espera la noche

para bañarse en su plata,

la luna pasa de largo,

no mira hacia su ventana

y la pobre flor marchita,

casi muerta,

sin olores ni colores,

llora su fin en silencio,

esperando la esperanza,

recordando la ilusión,

atrapando los pedazos

de sus rotas ilusiones

para llenarse de ellas,

renacer o morir de una vez.

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...